COVID-19 en la vida de las mujeres
Razones para reconocer los impactos diferenciados

1 de mayo de 2020
Organización de los Estados Americanos

La emergencia derivada del COVID-19 está provocando impactos específicos sobre las mujeres y profundizando las desigualdades de género existentes, tanto al interior de los hogares como fuera de ellos, en los hospitales y centros sanitarios, en el trabajo y también en la política. Esta realidad requiere que la participación igualitaria de las mujeres en las decisiones y el enfoque de género sean elementos centrales de las políticas de mitigación y recuperación de la crisis. Las lecciones que han dejado pandemias recientes (Ébola, Zika, SARS) han demostrado que la incorporación de las necesidades de las mujeres en el abordaje de la emergencia no es una cuestión menor. Al contrario, no considerar un enfoque de género profundizará las desigualdades con efectos que se prolongarán en el largo plazo y serán difíciles de revertir.

Las medidas de confinamiento buscan proteger la salud pública y evitar el colapso de los servicios de salud; sin embargo, su aplicación no es neutra desde el punto de vista de género. Los hogares se han convertido en el espacio donde todo ocurre: el cuidado, la educación de los niños, niñas y adolescentes, la socialización, y el trabajo productivo; lo que ha exacerbado la crisis de los cuidados. Se ha incrementado la carga de trabajo relacionada con el cuidado y la atención a las personas, cuya respuesta debería ser colectiva. Sin embargo, la realidad es que esta no se distribuye equitativamente, sino que recae principalmente en las mujeres, y no está valorada ni social ni económicamente. Fuera de los hogares, las mujeres también constituyen el mayor contingente que está asumiendo los cuidados, en el sector de la sanidad, en el trabajo doméstico remunerado y en centros especializados de cuidado de menores, adultos/as mayores y personas con discapacidad, situación que conlleva impactos diferenciados sobre la salud de las mujeres y las expone a un mayor riesgo de contagio.

Globalmente, las mujeres son más pobres que los hombres y ya están sintiendo los efectos en el ámbito económico y en el mercado de trabajo, también segmentado por género. Las mujeres representan una gran proporción de la economía informal en todos los países y los datos indican  que  los  sectores  de  la  economía  más  perjudicados  por  las  medidas  de  aislamiento  social  afectan  de  modo  importante  a  las  mujeres.  Con  independencia  del  sector,  la  efectiva  participación de las mujeres en el trabajo remunerado que se recupere post COVID-19 será necesario para su empoderamiento económico y para la reactivación económica de los países.

Por otra parte, los indicadores dan cuenta de un aumento de la violencia de género, que se recrudece por el confinamiento y por el limitado acceso de las mujeres a los servicios públicos de atención, prevención y sanción de la violencia, que no son considerados como esenciales, y aunque la mayoría de gobiernos están adecuando las medidas al contexto de  la  emergencia,  se  requieren  medidas  extraordinarias  para  una  situación  que  es  extraordinaria.  Adicionalmente,  las  mujeres  están  encontrando  grandes  limitaciones  para  acceder a los servicios de salud sexual y reproductiva, como los partos hospitalarios, lo cual podría incrementar la mortalidad materna. La intersección del género con otras condiciones de vulnerabilidad agudiza el impacto negativo de la crisis, por ello, es prioritario prestar atención a los grupos de mayor vulnerabilidad como las mujeres migrantes, las trabajadoras domésticas, las mujeres privadas de libertad, las jefas de hogar, las mujeres del colectivo LGTBI, y las mujeres más desfavorecidas de las zonas rurales.

El enfoque de género cobra más importancia en esta crisis, especialmente cuando en el contexto internacional algunos sectores han cuestionado consensos básicos entorno a los derechos de las mujeres acordados hace más de 25 años, como la  Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés, la Cuarta Conferencia Internacional de la Mujer celebrada en Beijing, y la  Convención  Interamericana  para  Prevenir,  Sancionar  y  Erradicar  la  Violencia  contra  la Mujer (Convención de Belem do Pará) en la región. En  este marco, es más necesario que nunca que los organismos internacionales y regionales como la Organización de los Estados Americanos (OEA), así como sus Estados Miembros, fortalezcan el enfoque de género en sus análisis y decisiones, fortalezcan sus espacios de atención y defensa de los derechos de las mujeres como la CIM, los Mecanismos de Adelanto Nacionales, y aseguren la participación igualitaria de las mujeres en los gabinetes de respuesta a la crisis.

 Igualmente, es crítico el liderazgo de los países de la región más comprometidos con la igualdad de género, que han incorporado los estándares de los tratados internacionales en materia de igualdad, que cuentan con una alta participación política y económica de las mujeres, con medidas de soporte al cuidado, que atienden la violencia contra las mujeres,  que  evolucionan  con  políticas  feministas  hasta  en  las  relaciones  exteriores,  que  incorporan nuevos paradigmas para medir y combatir la pobreza. Todo ello les hace ser menos desiguales y más competitivos.

El reto de los Gobiernos y de los organismos internacionales para encaminar políticas que busquen la igualdad en la mitigación y de recuperación de esta crisis, podrá abrir una oportunidad para que estas sean apropiadas y efectivas, en la medida en que respondan a las necesidades del conjunto de la población, incluyendo a las mujeres. La región tiene la oportunidad de nuevos pactos, nuevas alianzas y nuevas miradas que compensen las certidumbres que se caen avanzando con el paradigma de la igualdad.

En esta dirección, la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) de la OEA, con el objetivo de apoyar a los Estados Miembros, presenta este documento con información y argumentos sobre los impactos, retos y acciones para desarrollar políticas que respondan a las necesidades diferenciadas de la población, enfocándose en los impactos de género y en las necesidades de las mujeres. Este trabajo está basado en el conocimiento generado en  emergencias sanitarias anteriores; en la evidencia y análisis disponibles sobre los im-pactos de género en la emergencia actual; así como también en la información recabada sobre la realidad de la región en las reuniones impulsadas por la CIM en las últimas semanas con las Ministras de la Mujer y Altas Autoridades de los Mecanismos Nacionales de la Mujer, con el Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento a la Convención de Belém do Pará (MESECVI), y con organizaciones de la sociedad civil.

El documento se centra en los ámbitos de la toma de decisiones, la seguridad y la violencia contra las mujeres, los cuidados y los derechos económicos de las mujeres, y la salud de las mujeres, con especial énfasis en la salud sexual y reproductiva. También se refiere a los grupos que antes de la emergencia se encontraban en situación de vulnerabilidad y que ahora pueden ver incrementados los riesgos, así como a otras actuaciones que son indispensables para abordar la crisis adecuadamente, como la disponibilidad de datos desagregados por género. En suma, se ofrece información que avala la incorporación de las necesidades de las mujeres en las decisiones como una prioridad en los tiempos excepcionales que estamos viviendo.

Para leer el documento completo:
http://www.oas.org/es/cim/docs/ArgumentarioCOVID19-ES.pdf

Guía sobre derechos humanos de las mujeres y Covid-19

15 de abril de 2020
ACNUD

¿Cuál es el impacto de Covid-19 en la violencia basada en género?

Las restricciones de quedarse en casa y otras medidas que limitan el movimiento de personas contribuyen al aumento de la violencia basada en género, situación confirmada por la información de los medios de comunicación, las declaraciones oficiales y  la  información  recibida  de  las  oficinas  de  terreno  de  la  OACNUDH  y  defensoras  y  defensores  de  derechos humanos en muchos países.

Las mujeres y niñas que se encuentran ya en situaciones de abuso están más expuestas a un mayor control y restricciones por parte de sus abusadores, con pocos o ningún recurso para buscar apoyo. Las líneas directas de emergencia reciben informes de mujeres amenazadas con ser expulsadas de sus hogares, expuestas a la infección o con recursos financieros y asistencia médica suspendidos.

Acceder a la ayuda también puede ser más difícil debido al confinamiento con el abusador. Algunas líneas  directas de emergencia reportan una disminución en la cantidad de atenciones, lo que atribuyen a las dificultades para hacer llamadas privadas, mientras que los mensajes de texto y correos electrónicos aumentan.

Los servicios que necesitan las víctimas pueden dejar de ser prioritarios, incluidos los refugios, los servicios de atención médica,  servicios  de  policía  y  del  sector  judicial.  Hay  informes  de  albergues  para  sobrevivientes  de  violencia  de  género cerrados o transformados en refugios para personas sin hogar, así como informes de líneas directas de emergencia que operan con servicio reducido y clínicas móviles y servicios de asesoramiento para mujeres, que se cancelan.

Otro obstáculo para acceder a los servicios es el miedo a la propagación del virus. De acuerdo con reportes de medios, algunos  refugios  han  pedido  a  las  mujeres  que  proporcionen  pruebas  negativas  de  COVID-19  para  ser  aceptadas,  sin embargo, las pruebas no son ampliamente accesibles. ¿Cuáles son algunas prácticas prometedoras?

¿Cuáles son algunas de las acciones clave que los Estados y actores interesados pueden tomar?

  1. Asegurar  que  las  mujeres  trabajadoras  del  sector  salud  tengan  acceso  adecuado  a  equipos  de  protección personal, productos de higiene menstrual y apoyo psicosocial.
  2. El  acceso  seguro  a  servicios  y  tratamiento  médico  debe  estar  disponible  y  accesible  para  todas  las  mujeres, hombres,  niñas,  niños  y  personas  LGBTI  sin  discriminación.  Las  mujeres  en  situaciones  de  vulnerabilidad,  las mujeres  migrantes,  las  trabajadoras  domésticas,  las  mujeres  mayores,  las  mujeres  con  discapacidad  y  las mujeres embarazadas y lactantes deben recibir atención específica.
  3. Garantizar la continuidad de los servicios de salud sexual y reproductiva, incluido el acceso a todas las personas a   la   atención   materna  y   neonatal;   servicios   de   aborto   seguro   y   atención   postaborto;   anticoncepción; antirretrovirales para el VIH / SIDA; y antibióticos para tratar las ITS.
  4. Los servicios de salud pública deben tratar de minimizar los retrasos en la búsqueda de la salud materna, incluso a través de mensajes consistentes que ayuden a la toma de decisiones oportuna por parte de mujeres y niñas, particularmente aquellas que están en áreas de cuarentena, autoaislamiento o con posibilidades reducidas de traslado.
  5. Promover públicamente la importancia crítica de todo el personal de la salud, la mayoría mujeres, y la necesidad de solidaridad y apoyo.
  6. Asegurar el abastecimiento y disponibilidad de los productos de higiene menstrual, los productos obstétricos, reproductivos y otros de atención primaria de salud.
  7. Tener en cuenta los impactos específicos de género que conlleva la inseguridad alimentaria en las mujeres y las niñas, y la exacerbación de esos efectos durante la respuesta al COVID-19 que coloca a las mujeres y las niñas en mayor riesgo.
  8. Prestar  especial  atención  a  la  salud  de  las  mujeres  en  el  marco  de  la  investigación  sobre  COVID-19  (efectos, síntomas,  tratamiento,  vacunas)  ya  que  esto  a  menudo  no  ocurre  en  los  ensayos  clínicos;  así  como  a  la generación y recopilación de datos relacionados con la contingencia desglosados como mínimo por sexo, edad, raza y estado de embarazo.

Para leer el documento completo:
https://www.ohchr.org/Documents/Issues/Women/COVID-19_and_Womens_Human_Rights_ES.pdf
(28/05/2020)

América Latina y el Caribe ante la pandemia de Covid-19 Efectos económicos y sociales

3 de abril de 2020
Naciones Unidas-Cepal

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas afirmó que la región no tiene otra opción estratégica que avanzar hacia un modelo de desarrollo más sostenible a través de una mayor integración para mitigar los efectos de la pandemia del COVID-19 en la región, en un nuevo documento divulgado hoy en su sede central en Santiago de Chile.

El informe titulado América Latina y el Caribe ante la pandemia del COVID-19: efectos económicos y sociales, fue dado a conocer en una conferencia de prensa virtual (vía video) por la Secretaria Ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena. El reporte aborda la coyuntura, los escenarios y las proyecciones hacia 2030 ante la presente crisis pandémica global, junto con recomendar acciones de política en diversos ámbitos para contrarrestar sus negativas consecuencias.

En el estudio la CEPAL señala que solo con un nuevo modelo de desarrollo la región evitará volver a transitar por los caminos que condujeron a una situación en la que los efectos de la pandemia del COVID-19 pueden no solo ser devastadores en el corto plazo, sino también deteriorar las condiciones de la recuperación y el desarrollo.

El informe expresa la urgencia de implementar en la región acciones inmediatas que permitan aplanar la curva de contagio por la enfermedad del coronavirus (COVID-19), sin aplanar la curva de la economía.

Asimismo, insta a los gobiernos de la región a tomar medidas urgentes para abordar la emergencia sanitaria, la emergencia social y la emergencia económica. En el largo plazo, llama también a los países a repensar sus estrategias de desarrollo, fortaleciendo la coordinación e integración subregional y regional para asegurar las cadenas de suministro de bienes críticos, promover una migración voluntaria, no forzada, aliviar la pobreza y fomentar la reducción de la desigualdad, y fortalecer el comercio intrarregional y las cadenas de producción, entre otras medidas.

“El mundo se encuentra ante una crisis humanitaria y sanitaria sin precedentes en el último siglo en un contexto económico ya adverso. A diferencia de 2008, esta no es una crisis financiera sino de personas, producción y bienestar. Una situación de economía de guerra es demasiado importante para dejarla al mercado. Los Estados están asumiendo un papel central para suprimir el virus y los riesgos que afectarán a la economía y la cohesión social”, afirmó Alicia Bárcena.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL agregó que en esta coyuntura la cooperación internacional juega un rol fundamental. “La salida de la crisis dependerá de la fortaleza económica de cada país, por lo tanto, dadas las asimetrías entre los países desarrollados y en desarrollo, el papel de la ONU, el FMI y el Banco Mundial será esencial para garantizar el acceso al financiamiento y sostener el gasto social y la actividad económica con medidas innovadoras”, indicó.

Precisó que, para apoyar el seguimiento y monitoreo de avances a mediano y largo plazo, la CEPAL ha puesto en marcha el Observatorio COVID-19, un esfuerzo coordinado por la CEPAL con el apoyo de los coordinadores residentes de las Naciones Unidas, que presentará información actualizada sobre los anuncios de política de cada país y otros materiales de interés. El Observatorio contiene información sobre movimientos dentro y entre los países, salud, trabajo, economía y escolaridad.

El estudio indica que América Latina y el Caribe enfrenta la pandemia desde una posición más débil que la del resto del mundo. Antes de la llegada del COVID-19, la CEPAL preveía que la región crecería un máximo del 1,3% en 2020. Sin embargo, los efectos de la crisis han llevado a cambiar esa previsión y pronosticar una caída del PIB de al menos -1,8%, aunque no se puede descartar que se llegue a contracciones de entre -3% y -4%, o incluso más. El impacto económico final dependerá de las medidas que se tomen a nivel nacional, regional y global, advierte la Comisión.

Según el informe, la crisis del COVID-19 tendrá efectos económicos directos en los sistemas de salud y las tasas de mortalidad, y efectos indirectos, que se materializarán por el lado de la oferta y la demanda en la economía.

Entre los efectos directos se cuenta el impacto en los sistemas de salud de la región, cuya infraestructura es insuficiente para enfrentar los problemas generados por la pandemia. La mayoría de los países de la región se caracteriza por tener sistemas de salud débiles y fragmentados, que no garantizan el acceso universal necesario para hacer frente a la crisis sanitaria del COVID-19. Por ello, fortalecer los sistemas de salud requiere mayor y mejor gasto público: los países de la región gastan en promedio el 2,2% del PIB en salud; por lo tanto, es necesario encontrar espacio fiscal para fortalecerlos.

Los efectos indirectos de la crisis desatada por la pandemia se están sintiendo en la región a través de seis canales externos de transmisión: 1) La disminución de la actividad económica de sus principales socios comerciales y sus efectos; 2) La caída de los precios de los productos primarios; 3) La interrupción de las cadenas globales de valor; 4) La menor demanda de servicios de turismo; 5) La reducción de las remesas y 6) La intensificación de la aversión al riesgo y el empeoramiento de las condiciones financieras mundiales.

De acuerdo con el estudio de la CEPAL, se prevé que el valor de las exportaciones de la región caerá por lo menos en 10,7% en 2020, debido a la disminución de los precios y a la contracción en la demanda agregada global. Además, dado que la propagación del virus ha acelerado el uso de internet y de las tecnologías digitales, este aumento puede exacerbar las desigualdades derivadas del distinto acceso a las mismas entre los países y entre los grupos de ingresos.

La integración regional es crucial para enfrentar la crisis, enfatiza el organismo de las Naciones Unidas. Los países de la región tienen capacidades productivas poco sofisticadas y fragmentadas a nivel regional, por lo que se requiere escalar las capacidades nacionales y regionales, principalmente en la producción y provisión de bienes de primera necesidad. Para ello es imperativo impulsar el comercio intrarregional, señala el informe.

En el área interna, las medidas de contención tendrán costos en la producción (hasta 67% del PIB regional) y el empleo (hasta el 64% del empleo formal). Asimismo, las medidas de prevención y contención profundizan la crisis de los cuidados en la región: en el período previo a la crisis sanitaria, las mujeres destinaban entre 22 y 42 horas semanales a actividades de trabajo doméstico y de cuidados. La presión sobre los sistemas de salud impactará significativamente a las mujeres, pues son el 72,8% del total de personas ocupadas en este sector.

“El mundo y la región enfrentan una recesión que va a tener efectos de corto y largo plazo. La pregunta es cómo minimizar sus costos y retomar el crecimiento. La magnitud dependerá, entre otros factores, de la contundencia de la respuesta económica, en la que la política fiscal tiene un papel fundamental”, enfatizó Alicia Bárcena.

De acuerdo con la CEPAL, para abordar la emergencia sanitaria es imperativo aplicar inmediatamente y de manera eficiente las medidas de contención sugeridas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), fortalecer los sistemas de salud y garantizar acceso universal a pruebas, medicamentos y curas. Para abordar la emergencia social son necesarias medidas de protección de los ingresos para los grupos más vulnerables, medidas de protección del empleo, como los subsidios de desempleo e ingreso básico de emergencia, y medidas de apoyo a las pequeñas y medias empresas (PYMES) y los trabajadores por cuenta propia.

En tanto, para abordar la emergencia económica se requieren acciones de política fiscal, de política monetaria y de cooperación internacional, explica el estudio. En materia fiscal, se deben reorganizar presupuestos para implementar paquetes de estímulo fiscal a fin fortalecer los sistemas de salud, proteger los ingresos y minimizar la contracción de la economía. En el área monetaria hay que procurar la estabilización de los tipos de cambio y preservar la solvencia y el funcionamiento del mercado bancario. Y para incentivar la cooperación internacional es necesario reconsiderar las políticas de préstamos concesionales y de graduación de los organismos internacionales. También facilitar los préstamos a bajo interés y postergar el servicio de deuda a los países en vías de desarrollo, incluidos los de renta media.

En particular, el organismo de las Naciones Unidas llama a levantar las sanciones impuestas a Cuba y a Venezuela para permitir su acceso a alimentos, suministros médicos y pruebas de la COVID-19 y asistencia médica. “Es tiempo de solidaridad, no de exclusión”, indica el documento.

A largo plazo, la región deberá repensar sus estrategias de desarrollo para prevenir la severidad de futuros choques, enfatiza el informe. En este sentido, la CEPAL propone la creación de un fondo regional dedicado a las necesidades particulares de los países de ingresos medios para apoyar la recuperación social, económica y productiva. Asimismo, enfatiza la importancia de contar con un apoyo flexible de las organizaciones financieras multilaterales. Los países en desarrollo deben negociar colectivamente préstamos en condiciones favorables y servicios de la deuda y revisar las políticas de graduación para los países de ingresos medios, explica.

“La CEPAL ofrece un espacio intergubernamental para convocar a las partes interesadas de los sectores público y privado, la sociedad civil y la academia para desarrollar soluciones políticas a los impactos a largo plazo de la crisis y monitorear sus impactos”, declaró Alicia Bárcena.

El reporte también advierte que la crisis del COVID-19 pone en riesgo la integralidad de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos (ODS). En su análisis presenta ejercicios de simulación para 72 series estadísticas de los indicadores de los ODS. Según la Comisión, el 73% de los indicadores analizados muestra que hay problemas para lograr los ODS hacia el año 2030. En este sentido, la CEPAL enfatiza que evaluar los impactos de las políticas utilizadas para implementar la Agenda 2030 en los países de la región es crucial. De allí que, para apoyar el seguimiento y monitoreo de avances a mediano y largo plazo, el organismo ha desarrollado dos instrumentos concretos: el Portal de los ODS (SDG Gateway) y el Observatorio COVID-19, que estarán próximamente a disposición de la comunidad.

Para ver el informe completo:
http://www.pued.unam.mx/export/sites/default/archivos/covid/CEPAL.pdf

Fuente:
https://www.cepal.org/es/comunicados/la-unica-opcion-estrategica-mediano-plazo-mitigar-efectos-covid-19-la-region-es-avanzar
(25/05/2020)

Organización de las Naciones Unidas

Reflexiones sobre derechos humanos, desarrollo social y emergencia sanitaria

La emergencia sanitaria derivada del COVID-19 ha tenido, tiene y, desafortunadamente, seguirá teniendo fuertes impactos en la salud, el crecimiento económico y el desarrollo social en un contexto regional caracterizado por una profunda desigualdad y vulnerabilidad que vislumbra el incremento de la pobreza y pobreza extrema en varios países de las Américas.

Las medidas de aislamiento social, así como la paralización parcial de las economías y el cierre de fronteras para evitar la expansión del coronavirus, sin duda alguna, harán retroceder el proceso de mejoramiento alcanzado -hasta antes de su aparición- en la calidad de vida de la población, es decir, se afectará el desarrollo social y sus principales componentes: salud, educación, alimentación, vivienda, empleo y seguridad social, entre otros, considerados como derechos sociales. Veamos el por qué.

Sigue leyendo

El pensamiento de Jorge Carpizo

Así como en la existencia es indispensable un marco ético y moral que nos sostenga y delimite, el mismo jamás debe perderse o vulnerarse en el ejercicio profesional.[1]


[1] Palabras pronunciadas ante la XXIV generación de licenciados en Derecho de la Universidad de Baja California”, Tijuana, B.C., el 31 de enero de 1992. Tomado de: https://www.redalyc.org/pdf/427/42725646016.pdf (301020)

¡COVID-19! ¿Cómo puedo protegerme
a mí mismo y a los demás?

A medida que nos enfrentamos a la COVID-19 como comunidad global, puede ser difícil poner en palabras lo que nosotros como adultos estamos sintiendo y aún más difícil discutir estos sentimientos con los jóvenes. A medida que los jóvenes a su cuidado pasan por esta guía, pueden surgir algunas preguntas difíciles. ¿Qué es la COVID-19? ¿Qué está sucediendo en el mundo y cómo se siente la gente al respecto? ¿Cómo puede ayudarnos a protegernos mantener la distancia, lavarnos las manos y cubrirnos la nariz y la boca? ¿Cómo afecta la COVID-19 a las familias y comunidades? ¿Cómo puede mantenerse informado sobre la COVID-19 marcar la diferencia? ¿Qué acciones puedo tomar ahora mismo para protegerme a mí mismo y a los demás? Como adulto, usted no tiene que tener las «respuestas» a ninguna de estas preguntas. Lo más importante que usted puede ofrecer a los jóvenes es la honestidad y la seguridad.

Sigue leyendo

Sala de Coordinación y Respuesta
Oportuna e Integrada COVID-19
de la Comisión Interamericana
de Derechos Humanos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instaló su Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada a la crisis en relación con la pandemia del COVID-19 (SACROI COVID-19) para fortalecer las capacidades institucionales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para la protección y defensa de las libertades fundamentales y derechos humanos en este contexto, en especial del derecho a la salud y otros DESCA. [Comunicado 60/20]

La SACROI se ocupará de dar seguimiento cercano a la situación de los derechos humanos en contexto de la pandemia de COVID-19, reforzando la integralidad e intersectorialidad, a la luz de la protección de los derechos humanos: recopilar evidencias sobre su impacto; monitorear acciones de respuestas adoptadas por los Estados de la región; identificar casos urgentes dentro del sistema de peticiones y casos y de medidas cautelares para dar atención oportuna; proponer a la CIDH acciones en relación con los Estados Miembros con miras a una efectiva protección y defensa de los derechos humanos en el contexto del COVID-19; identificar oportunidades para brindar asistencia técnica para el desarrollo de políticas y acciones por parte de los Estados con enfoque en derechos humanos; hacer seguimiento a sus recomendaciones; realizar actividades de difusión y de fortalecimiento de capacidades; profundizar el diálogo y articulación con las organizaciones internacionales especializadas y las organizaciones de la sociedad civil; entre otras acciones.

Sigue leyendo

Los derechos laborales
frente al COVID-191

Mtro. Luis Raúl González Pérez[2]

La conmemoración del 1 de mayo nos da la oportunidad de reflexionar acerca de la vigencia de los derechos laborales en nuestro país, en el contexto de las medidas que se han tomado para hacer frente a la pandemia de covid-19 y las repercusiones económicas derivadas de las mismas. La emergencia sanitaria que vivimos marcará un antes y un después en el ámbito laboral en México. Durante 2019, acciones como el importante aumento que se logró a los salarios mínimos, ponían en evidencia que la prioridad era buscar el mejoramiento de las condiciones de trabajo y la creación de empleos. Al día de hoy, la realidad ha cambiado. Las medidas sanitarias de aislamiento y restricción de actividades han puesto en riesgo la subsistencia misma de miles de fuentes de trabajo que implicaría una pérdida masiva de empleos, lo cual traería consecuencias muy graves para la economía nacional, así como para el nivel, condiciones de vida y oportunidades de desarrollo de un gran número de mexicanas y mexicanos.

Sigue leyendo

Derechos humanos, poblaciones LGBTI
y COVID-19

Por Ismael Eslava Pérez[1]

I. Las poblaciones LGBTI.[2]

El 17 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la Homofobia, fecha en la cual la Organización Mundial de la Salud retiró en 1990 a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Este día es una oportunidad para recordar que los principios universales de equidad, igualdad, no discriminación, inclusión, perspectiva de derechos humanos y enfoque diferencial y especializado, entre otros, constituyen compromisos ineludibles de los Estados Nacionales en la promoción, divulgación, defensa y protección de los derechos humanos. Bajo este paradigma, esta efeméride permite insistir en la importancia de sensibilizarse sobre los derechos humanos de las personas LGBTI, particularmente en momentos de emergencia sanitaria, y celebrar el derecho a la diversidad sexual.

Sigue leyendo

Encuesta “Coronavirus en México”
(Consulta Mitofsky)

Levantamiento del 22 al 25 de mayo de 2020

La Décima Sexta Encuesta Nacional sobre COVID19 en México realizada por MITOFSKY muestra que, en el periodo de levantamiento de la encuesta, sube a 81% el temor a contagiarse y 67% a morir por coronavirus, al igual del porcentaje de mexicanos que consideran que cerca de su entorno viven personas contagiadas.

Aumenta de 27% a 33% el porcentaje de mexicanos que afirman saber de alguien que murió de Covid-19; mientras que sube casi 9 puntos el porcentaje (49.8%) que afirma conocer a alguien infectado.

Sigue leyendo

Declaración Regional del ODA-ALC
ante el COVID-19

El Observatorio del Derecho a la Alimentación de América Latina y el Caribe (ODA-ALC)[1], en conjunto con el Observatorio del Derecho a la Alimentación de España (ODA-España) y el Grupo Especial “Seguridad Alimentaria y Nutricional: innovación en políticas públicas” (Grupo SAN) de FAO-CLACSO[2], redes académicas conformadas en su conjunto por más de 100 universidades de la región y de España, nos unimos a los esfuerzos para garantizar la alimentación adecuada en el contexto de COVID 19, que están realizando desde los gobiernos de la región, el Frente Parlamentario Contra el Hambre de América Latina y el Caribe, el Parlamento Latinoamericano y Caribeño, y organismos de Naciones Unidas, entre otros actores políticos y sociales.

Sigue leyendo

Derecho a la salud
desde las perspectivas
de indivisibilidad e interdependencia*

El derecho a la salud es componente central del seguimiento a la pandemia de COVID19. Esta ponencia pretende transmitir tres mensajes centrales:

  • La tremenda magnitud de la emergencia en las Américas, por los desafíos exacerbados en la región ante la pandemia;
  • La relevancia toral de asumir una visión integral de derechos para enfrentar la crisis, con atención prioritaria a grupos en situación de vulnerabilidad agravada; y
  • La necesidad de enfatizar el cumplimiento de los principios transversales de derechos humanos, como aspectos centrales para el cumplimiento del derecho a la salud desde una perspectiva de indivisibilidad e interdependencia.
Sigue leyendo

Temas Morales

Ikram Antaki

La evidencia inmediata del otro[1]

El otro es inmediatamente evidente, presente en el mundo mismo donde vivo, no está agregado al mundo, es un suplemento. Hemos querido sacar demasiadas conclusiones de la soledad. Como individuo tengo la suficiente biológica relativa, no puede prescindir del aire, del agua, de la comida, pero parece que puedo prescindir del otro. En la isla desierta figura un mundo donde el hombre puede vivir, pero donde el otro está ausente; la permanente soledad del naufragio trae la prueba de la consistencia de un mundo sin el otro. Pero Robinson posee la caja del carpintero, no tiene que rehacer el lento proceso que lo llevó a dominar los instrumentos; solo en su isla, tiene a la humanidad con él en el machete, recoge la herencia de la ingeniosidad humana bajo la forma de instrumentos, multiplica los ritos y las actividades convencionales, es decir provistas de utilidad vital. Robinson teme la falta de interlocutores y de memoria; la necesidad de llevar un diario y un calendario prueba que un mundo donde se sobrevive es incompleto si la humanidad no está presente, porque el calendario, con sus domingos, sus meses, es la humanidad del tiempo; cuando reemplaza la indiferencia al tiempo por la inscripción regular del tiempo, Robinson restituye la humanidad a su mundo; perder la cuenta de los días es perder la distinción cronológica de la memoria y su propia humanidad. La palabra humanidad designa a la vez la realidad de los demás hombres y la calidad del hombre en mí. Observar el reposo del domingo es absurdo en una isla desierta, pero Robinson, el autor de todas las instituciones, produce alrededor suyo la presencia de la humanidad por temor de perder su propia humanidad.

Sigue leyendo

Una guía para respetar los derechos
de las personas con discapacidad
durante la pandemia de coronavirus

  • Las personas con discapacidad se están viendo desproporcionadamente afectadas por las medidas de respuesta al coronavirus, y hasta son víctimas de discriminación a la hora de recibir tratamiento contra el COVID-19, afirma la responsable de la ONU de velar por los derechos humanos en todo el mundo. Michelle Bachelet pide que se les tenga en cuenta a la hora de adaptar los planes de respuesta a la pandemia.

Se necesitan medidas específicas para abordar los riesgos desproporcionados que enfrentan las personas con discapacidad durante la pandemia de COVID-19, ha asegurado la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Sigue leyendo

Las personas mayores tienen el mismo
derecho a la vida que los demás
durante y después del coronavirus

  • En su condición de titular de la ONU, pero también de persona mayor, António Guterres lanza una iniciativa para defender los derechos de los ancianos y recuerda que “ninguna persona, joven o vieja, es prescindible”. Toda respuesta social, económica y humanitaria al COVID-19 debe tener en cuenta las necesidades y la opinión de las personas mayores.

La tasa de mortalidad de COVID-19 para las personas mayores de 80 años es cinco veces más elevada que el promedio mundial para el resto de la población, dijo el viernes el Secretario General de la ONU, al lanzar una nueva iniciativa política con la que abordar este y muchos otros desafíos que enfrentan los ancianos, durante y después de la mayor crisis de salud pública que golpea al mundo en un siglo.

Sigue leyendo

Con la expansión de la COVID-19,
debemos inmunizar a las sociedades
contra el virus del odio

  • La pandemia sigue desatando una oleada de odio y xenofobia, buscando chivos expiatorios y fomentando el miedo, asegura el titular de la ONU. La clase política, las instituciones educativas, los medios de comunicación y la sociedad civil deben luchar contraponer valores como la solidaridad, el respeto, el tratarse con dignidad y amabilidad los unos a los otros, y la difusión de información veraz.

El Secretario General de la ONU denunció que la pandemia de coronavirus ha disparado el discurso que incita al odio en un momento en que es más necesario que nunca ejercer la solidaridad mundial.

Sigue leyendo

La ONU recomienda un ingreso mínimo
de emergencia para los más vulnerables
en América Latina

  • El efecto de la pandemia de COVID-19 en la economía mundial ha empezado a sentirse y será aún mayor en los próximos meses. En el caso de América Latina, como en otras regiones, la grave desaceleración del crecimiento generará un aumento de la pobreza, la pobreza extrema y la desigualdad, afirma la Comisión dedicada a la economía del subcontinente.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) propuso este 12 de mayo que los gobiernos garanticen un ingreso mínimo de emergencia a la población más vulnerable para que pueda enfrentar el impacto de la pandemia de coronavirus y para que la reactivación de la economía sea sólida y relativamente rápida.

Sigue leyendo

El mundo logra un acuerdo
para que el acceso a la vacuna
contra el coronavirus
sea “equitativo y oportuno”

  • El Acuerdo fue inicialmente propuesto por la delegación del gobierno mexicano en la ONU.
  • Los 194 países miembros de la Organización Mundial de la Salud pasaron por consenso una resolución en la que se pide, entre otras cosas, la intensificación de los esfuerzos para controlar la pandemia y el acceso para todos de vacunas y tratamientos. También, se establece la necesidad de evaluar la respuesta a la pandemia de manera global, tanto de la Organización, como de los países.

Los delegados de la 73 Asamblea Mundial de la Salud, la primera en celebrarse virtualmente, adoptaron una resolución histórica para unir al mundo y combatir la pandemia de COVID-19.

Sigue leyendo

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Declaración Conjunta sobre Libertad
de Expresión y Elecciones
en la era digital

30 de abril de 2020
Comunicado 94/20

Washington D.C, – Expertos para la libertad de expresión de la ONU, OSCE y de la OEA presentaron la Declaración Conjunta 2020 sobre el papel fundamental que desempeñan la libertad de expresión, el acceso a la información, los medios de comunicación independientes y una Internet libre para asegurar elecciones libres, justas y transparentes. El pronunciamiento concluye con una serie de recomendaciones dirigidas a los Estados y una serie de buenas prácticas que deberían adoptar medios, plataformas digitales, partidos y candidatos, sobre cómo abordar los desafíos actuales y proteger la libertad de expresión durante elecciones en la era digital.

Sigue leyendo

Respeto al duelo de las familias
de las personas fallecidas
en la pandemia del COVID-19

1 de mayo de 2020
Comunicado 097/20

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llama a los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) a respetar y garantizar los derechos de familiares de las personas fallecidas en el marco de la pandemia de la COVID-19, permitir los ritos mortuorios de manera adecuada a las circunstancias y, con ello, contribuir a la preservación de su memoria y homenaje. Asimismo, la CIDH urge a los Estados a adoptar medidas que permitan la identificación de las personas fallecidas y la trazabilidad de los cuerpos, así como garantizar la investigación de las muertes potencialmente ilícitas, asegurando el derecho a la verdad, justicia y reparación de sus familiares.

Sigue leyendo

La CIDH llama a los Estados a proteger
y garantizar la labor de personas
defensoras de derechos humanos
ante la pandemia del COVID-19

5 de mayo de 2020
Comunicado 101/20

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el marco de su Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada a la crisis de la pandemia del COVID-19 (SACROI COVID-19), hace un llamado a los Estados a proteger y garantizar la labor de defensa de derechos humanos que ejercen defensoras y defensores de derechos humanos en la región. Al adoptar medidas para hacer frente a la pandemia del COVID-19, los Estados deben prestar especial atención a las necesidades y al impacto diferenciado de dichas medidas en la labor de defensa y fiscalización de derechos humanos.

Sigue leyendo

La CIDH alerta sobre la especial
vulnerabilidad de los pueblos indígenas
frente a la pandemia de COVID-19
y llama a los Estados a tomar medidas
específicas y acordes con su cultura
y respeto a sus territorios

6 de mayo de 2020
Comunicado 103/20

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el marco de su Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada a la crisis en relación con la pandemia del COVID-19 (SACROI COVID-19), urge a los Estados a enfrentar el grave riesgo en el que se encuentran los pueblos indígenas y a adoptar medidas urgentes para proteger el derecho a la salud de esta población. En particular, la Comisión hace una advertencia sobre la situación de especial vulnerabilidad en la que se encuentran los pueblos indígenas, particularmente aquellos en aislamiento voluntario y contacto inicial, y resalta la necesidad de elaborar respuestas específicas para este colectivo, que sean respetuosas de su cosmovisión y diversidad cultural.

Sigue leyendo

CIDH presenta sus observaciones
y recomendaciones preliminares
tras la histórica visita in loco
a Venezuela para monitorear
situación de derechos humanos

8 de mayo de 2020
Comunicado 106/20

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó, del 5 al 8 de febrero, una histórica visita in loco para monitorear la situación de derechos humanos en Venezuela. La visita, que estaba inicialmente programada para realizarse entre los días 4 y 7 de febrero en las ciudades de Caracas y Maracaibo, se realizó en la ciudad de Cúcuta, Colombia, frontera con Venezuela, tras la negativa por parte de las autoridades venezolanas del ingreso de la CIDH al país.

Sigue leyendo

Corte Interamericana de Derechos Humanos

Corte Interamericana
de Derechos Humanos presenta
Informe Anual 2019 ante la Organización
de los Estados Americanos

San José, Costa Rica, 30de abril de 2020. La Corte Interamericana presentó, a través de su Presidenta Jueza Elizabeth Odio Benito, el Informe Anual de Labores correspondiente al año 2019 ante la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos de la Organización de los Estados Americanos. La presentación del Informe se realizó mediante videoconferencia, en la que participaron los representantes de los Estados Miembros y el Secretario General de la OEA.

Durante la presentación del Informe, la Presidenta de la Corte hizo un recuento de las principales actividades del año 2019 y el impacto de la tarea del tribunal en la región.

Sigue leyendo

COVID-19 y el derecho a la salud

San José, Costa Rica, 8 de mayo del 2020. Retomando lo señalado en la Declaración 1/2020 “Covid-19 y Derechos Humanos: Los problemas y desafíos deben ser abordados con perspectiva de derechos humanos y respetando las obligaciones internacionales” de la Corte Interamericana de Derechos Humanos presentamos la Serie de Infografías “COVID-19 y el Derecho a la Salud”.

Sigue leyendo

Amnistía Internacional

Amnistía Internacional pide la liberación
de todos los presos y presas
de conciencia del mundo

Amnistía Internacional
Mayo 6, 2020

Amnistía Internacional pide la liberación inmediata e incondicional de todos los presos y presas de conciencia por quienes hace campaña en todo el mundo, y que ahora corren un mayor peligro a causa de la pandemia de COVID-19.

“A medida que este devastador virus barre el globo, las prisiones corren el riesgo de convertirse en lugares peligrosos donde contraer la COVID-19. Es más importante que nunca que los Estados tomen medidas urgentes para proteger a todas las personas que están entre rejas, y eso incluye poner en libertad a todas las que están recluidas simplemente por ejercer de forma pacífica sus derechos”, ha manifestado Sauro Scarpelli, director adjunto de Campañas de Amnistía Internacional.

Sigue leyendo